obleas planas

Hebenstreit

Las obleas planas pueden tener un carro fino, un carro medio o uno profundo en sus más diversas ejecuciones.
Las galletas o barras de barquillo se ennoblecen a continuación cubriéndolas con un baño azucarado o de chocolate.
Un éxito especial lo han obtenido las galletas o barras de barquillo que a continuación se introducen en una tabla de chocolate.



Plantas para la fabricación de obleas planas

Las plantas del producto se fabrican a medida, dependiendo del producto, la potencia, el grado de automatización y las condiciones de espacio del entorno. Esencialmente se componen de :

  • Plantas de fabricación de la masa y la crema
  • Horno automático para barquillos
  • Enfriador de la hoja de oblea
  • Acondicionador de la hoja de oblea (para productos recubiertos)
  • Máquina untadora de obleas
  • Enfriador del bloque de obleas
  • Máquina cortadora
  • Dispositivo distribuidor (para productos recubiertos)
  • Dispositivo empujador (para productos no recubiertos y envoltura directa de la máquina empaquetadora)
  • Fresa de tortas redondas (para las tortas de oblea redondas)
  • Potencia: Aprox. 100 kg/hora de obleas rellenas de crema, como potencia mínima, hasta 1.000 kg/hora para plantas de alto rendimiento, y adicionalmente la cobertura de chocolate.

    Decisivo para la potencia de la planta es la cantidad de pinzas de horneado y el formato de la bandeja de horneado.

    En la estación de distribución de la masa se vierte la masa de oblea sobre las bandejas de horneado. Dos bandejas de horneado forman una pinza de horneado respectivamente, que están unidas en una cadena continua de pinzas en circulación. Los hornos automáticos están provistos de hasta 120 pinzas de horneado, las cuales hacen posible una producción de hasta 55 hojas de barquillo por minuto con un formato de 720 x 350 mm. El tipo de construcción modular permite también la ampliación de la capacidad de la planta paso a paso mediante un aumento a posteriori de la cantidad de pinzas de horneo. Los hornos automáticos funcionan en la mayoría de los casos por gas, pero también se suministran con calentamiento eléctrico.